Según el D.U. 033-2020, de manera excepcional durante el año fiscal 2020, se autorizó a los gobiernos locales a efectuar la adquisición y distribución de canastas básicas familiares que incluyan bienes de primera necesidad, para ser entregados a la población en situación de vulnerabilidad, en el marco de la emergencia sanitaria para evitar la propagación del COVID-19.

Asimismo, se ha tenido en consideración la aplicación del protocolo para los gobiernos locales para la adquisición de dichos productos que conforman la canasta básica familiar este documento ha sido dictado por el Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado – OSCE.

Todo esto en virtud del D.S. 033-2020-PCM publicado en el Diario Oficial El Peruano, el 27 de febrero de 2020. Estos dos documentos son los que nos han permitido adquirir los mencionados productos.

Es pertinente también indicar que en virtud al protocolo que establece el OSCE para adquirir dichos productos, se identificó cuál sería la forma de adquisición de los mismos luego de realizar la indagación del mercado, la cual nos arrojó que el costo de la adquisición de los mencionados productos era mayor a las 8UIT. En tal sentido, el procedimiento que se realizará es una Contratación Directa en virtud de la situación de emergencia (Numeral 27.1 Art. 27 del TUO de la Ley de Contrataciones del Estado)

La adquisición de los productos que componen la canasta básica familiar se ha realizado en virtud de la Guía de Orientación emitida por la Presidencia del Consejo de Ministros – PCM (01 de abril de 2020), esta guía indica la gestión y la distribución de las canastas familiares en el Marco de la Emergencia Nacional por el brote del COVID 19.

 

 
Top